Roberto Courtney: Sin reformas de fondo, no vale la pena ir a elección

0
36

Sin la aprobación y cumplimiento de reformas electorales sustanciales, que mermen el control que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ejerce sobre el Consejo Supremo Electoral (CSE), no vale la pena participar en un proceso electoral, advierte el director ejecutivo del organismo nacional de observación electoral Ética y Transparencia, Roberto Courtney.

“Si vas a elecciones con el sistema tal y como está, tendrías no solo un tribunal electoral proyectando una imagen de fraudes, sino acarreando un historial de fraudes (desde las municipales de 2008) y el historial de su comportamiento apuntaría a que no hay posibilidad de elecciones”, dijo Courtney en una entrevista con Carlos Fernando Chamorro en el programa Esta Noche.

“Si no hay reformas sustantivas no hay ninguna razón para que haya un edificio (proceso) electoral”, advirtió.

Courtney dijo que ningún sector de la oposición “por más proclive que fuera a caer en trampas, jugaría (en unos comicios) por una sencilla razón: el tema del abstencionismo en Nicaragua es clave y una de las maneras de que Ortega pueda tener un resultado en las urnas es fomentando la abstención”.

El director ejecutivo de Ética y Transparencia expresó que la abstención siempre ha beneficiado a Ortega, quien tiene “a tres de cada diez nicaragüenses, pero logra que la mitad de esos nicaragüenses no acuda a las urnas, (entonces) pasa a tener tres de cada cinco”.

“Si no hay condiciones no habrá manera de convencer al electorado nicaragüense que llegue a una Junta Receptora de Votos (JRV) porque, en el proceso, el nicaragüense reconocería que no hay confianza en el arbitraje y que probablemente haya peligro de hacerse presente en las JRV”, enfatizó Courtney, quien ha dirigido observación de procesos electorales en decenas de elecciones.

Según Courtney, si Ortega decide impulsar un proceso electoral sin aplicar antes reformas electorales puede deteriorarse más ante la comunidad internacional.

“Si no hay reformas y va a un proceso electoral, se le consideraría ilegítimo de entrada”, advirtió. “Y el tema de lo ilegítimo no es secundario, recordemos que cuando un gobierno es ilegítimo, ya es posible reconocerle un Gobierno alterno en el extranjero, ya es posible congelarles las cuentas y darle las firmas a la oposición”.

Ante un escenario de ese tipo, sostiene, ni una constituyente salvaría a Ortega.

Oposición “ya se puso de acuerdo”

Courtney, que participa en el Grupo Promotor de Reformas Electorales, destacó que la oposición ya se puso de acuerdo en los cambios de fondos que necesita el sistema electoral que pasa por recomponer el arbitraje.

El FSLN tiene control absoluto en todos los niveles del CSE, desde los magistrados hasta los policías electorales y miembros de las Juntas Receptoras de Votos y, además, castiga quitándole personerías jurídicas a partidos políticos, o arrebatando un partido a unos y entregándoselos a otros, como cuando Eduardo Montealegre fue despojado del Partido Liberal Independiente.

“Todo el apartado electoral está ocupado por operadores del FSLN”, subrayó Courtney.

El experto electoral detalló que el plan ideal al momento de elegir un magistrado electoral es hacer un concurso, una competencia y buscar al más idóneo “y la idoneidad en el arbitraje tiene que ver con la despartidización, con una distancia de los competidores”.

Todos los sectores coinciden

Todos los sectores opositores coinciden que se necesitan reformas electorales para salir de la crisis política que vive el país.

La dictadura de Daniel Ortega tiene un acuerdo con la Organización de Estados Americanos de impulsar reformas en el sistema electoral, pero se niega a discutirlas con la oposición.

El Grupo Promotor de las Reformas Electorales propone cambios enfocados en restablecer la confianza en el CSE porque se encuentra partidarizado en todos los niveles, establecer transparencia y garantía en el conteo de los votos y el padrón electoral, permitir a los nicaragüenses en el exterior el voto, así como prohibir la reelección y las diputaciones regladas y establecer claramente los plebiscitos y referendos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 15 =